Podemos en la encrucijada: una solución

PodemosEl crecimiento de Podemos un mes antes de las pasadas elecciones europeas era ya abrumador, pero después de estas se ha tornado exorbitante. Sus importantes resultados electorales y el consecuente eco mediático obtenido están catalizando  nuevas adhesiones y, con ello, la complejización ideológica y organizativa del partido. Podemos se enfrenta al reto de asimilar a todas estas personas sin perder aquello que lo caracteriza: su firme compromiso con la democracia participativa.

Este reto no es menor, pues las próximas elecciones son locales y autonómicas, lo que parece obligar a todo partido que se precie a la posesión de una estructura territorial de cuadros ideológicamente cohesionada capaz de representar a los votantes y al partido sin traicionar a los primeros ni dañar la imagen del segundo una vez ejerzan sus cargos. Este problema no aparecería con la misma intensidad en las cortes generales, pues la cercanía de todos los diputados, sumada al liderazgo del cabeza de lista (previsiblemente Pablo Iglesias), permitiría superar dichos obstáculos con cierto atino. Sin embargo, a nivel local y regional surge como un factor clave.

La dificultad radica en que Podemos ni posee dicha estructura territorial de cuadros ni la desea, pues ello supondría poner en peligro su compromiso con la democracia participativa y con su declarada superación de la vieja política en pro de una nueva sin los vicios de aquella. Entre estos vicios se encuentran el clientelismo, la venalidad, el dogmatismo, la opacidad, la burocratización y los intereses personales fruto de la profesionalización de la política. Si algo debería evitar Podemos es, pues, el reparto de cargos y el tráfico de favores, ya que esto diluiría su identidad y defraudaría tremendamente a sus simpatizantes. Por tanto, la cuestión de cómo podría abordar Podemos el salto a la política local y regional manteniendo sus compromisos se transforma en la siguiente: ¿cómo podría sobrevivir Podemos a este evento?

Identifico hasta tres opciones principales, siendo la tercera mi propuesta:

  1. Una opción es crear dichos cuadros urgentemente a partir de los círculos y otras personas de confianza de los promotores de la iniciativa. Las ventajas de esta opción son pocas, habida cuenta de los compromisos mencionados. Sus problemas son el arribismo, la incoherencia ideológica, la negociación para el reparto de cargos, la esperable futura decepción al comprobar que no se traduce en nada sustancialmente nuevo…
  2. Otra opción es eludir directamente el problema no presentándose a dichas elecciones. Su ventaja es que desplaza el problema a las siguientes elecciones locales y autonómicas, las cuales tendrán lugar después de cuatro años y de unas elecciones generales. Tras todo ese tiempo probablemente ya se habría asimilado el crecimiento y ya se habría meditado sosegadamente una solución. La desventaja es que podría desilusionar a los círculos y a todos aquellos que desean empezar cuanto antes a hacer otra política. A mi juicio, sería más aceptable el riesgo de desilusionar a algunos que el riesgo de hacer colapsar la organización —y, lo que es más importante, su proyecto— por impaciencia y falta de prudencia. Si Podemos cayera, no solo caería Podemos como organización, sino que también desaparecería cualquier posibilidad de intentar algo semejante durante muchos años.
  3. Una tercera opción sería evitar los dos escenarios anteriores apostando firmemente por aquello que define a Podemos. La solución consistiría en presentarse a las elecciones locales y autonómicas con el compromiso y los mecanismos materiales e informáticos que permitan a los ciudadanos votar los puntos del orden del día en los ayuntamientos y los parlamentos autonómicos. Los concejales y diputados autonómicos de Podemos serían, a estos efectos, meras correas de transmisión de la voluntad popular ejercida en las votaciones directas. Esta estrategia no es nueva, sino que viene proponiéndose desde hace algún tiempo, especialmente por aquellos que defienden una democracia líquida. El reto al que se enfrentaría Podemos sería el diseño y desarrollo de todos los mecanismos normativos y técnicos que podrían hacer esto posible de tal modo que se optimizara su caracter democrático. Respecto al coste monetario, pienso que no podría concebirse un mejor destino para las aportaciones de los simpatizantes y las subvenciones públicas. Si de verdad queremos democracia, hemos de prefigurarla ya mismo en nuestros espacios políticos más cercanos.

Al margen de las dificultades, esta última opción abriría las puertas a innovaciones mucho más democráticas que el voto, tales como un ágora virtual, un observatorio ciudadano de la acción pública, un observatorio ciudadano de la acción privada y otros muchos organismos de democracia directa y semidirecta que se nos pueden ocurrir. El ágora virtual sería un foro en Internet (diseñado y estructurado a tal efecto) donde los ciudadanos podrían realizar propuestas y debates, mientras que el observatorio de la acción (pública o privada) sería una aplicación web donde los ciudadanos podrían agruparse y coordinarse para investigar acciones emprendidas por la administración o las empresas privadas en busca de irregularidades. Todo esto contribuiría al desarrollo de una cultura democrática y al refinamiento de los argumentos e iniciativas, aprovechando así la inteligencia colectiva.

En conclusión, Podemos se enfrenta a una encrucijada decisiva que acabará de definirlo. En nuestras manos está que sea un partido socialmente comprometido más o una verdadera apuesta por la democracia. Si estás de acuerdo con este análisis o piensas que es interesante, contribuye a difundirlo y a plantearlo para su debate en la próxima Asamblea Ciudadana que marcará el futuro de Podemos.

Juan C. Valls

Anuncios

One Response to Podemos en la encrucijada: una solución

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El crecimiento de Podemos un mes antes de las pasadas elecciones europeas era ya abrumador, pero después de estas se ha tornado exorbitante. Sus importantes resultados electorales y el consecuente eco mediático obtenido est…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: