Cómo combatir las excusas para no ir a una manifestación

Viñeta de El Roto¿Cómo lograr que tus amigos y conocidos, poco dados a defender sus derechos, vayan contigo a una manifestación? Una forma sería conseguir que leyesen textos del estilo del ¡Quejicosos del mundo, uníos! que escribí hace un tiempo, los cuales abundan en Internet; pero hay gente demasiado anquilosada… Aparte de los argumentos para ir, que seguro tendrás y tu amigo probablemente conocerá ya, es muy importante afrontar dos tendencias de la psique humana: la de reducir al máximo el esfuerzo (dolor) y la de aumentar al máximo el disfrute (placer). ¿Qué ocurre a este respecto cuando hablamos de manifestaciones? Pues muy sencillo. Aunque tu amigo esté de acuerdo con los argumentos o reivindicaciones, probablemente se vea afectado por los siguientes prejuicios:

  1. Una manifestación es algo serio que requiere ir a un sitio y andar más o menos despacio durante un cierto tiempo (esfuerzo).
  2. Una manifestación es algo serio, más bien aburrido (displacer).

Pero nadie suele declarar honestamente tales razones para no ir a una manifestación. Antes bien, la gente suele elaborar una excusa tras otra, a cual más sofisticada, para no ir y no parecer que simplemente quiere quedarse en casa cómodamente o hacer cualquier otra cosa trivial.

A continuación repaso algunas de las excusas típicas junto con algunas formas de combatirlas:

  • “No sirve para nada”. Pensar eso mismo es lo que hace que no sirva para nada, sobre todo si lo piensa mucha gente. Esto es lo que se llama una profecía autocumplida. Frente a esto, hay que moverse. ¡El camino se hace caminando!
  • “Es que no creo que vaya a ir mucha gente”. Típica excusa de la mentalidad rebaño. ¿Vas a la manifestación por convicción o solo como una oveja que busca la multitud? Se trata de salir por convicción propia, no por calor borrego. Además, esta excusa lleva nuevamente a una profecía autocumplida. Si todos pensamos así, de seguro que no habrá mucha gente. No hay que caer en la trampa de estos pensamientos autodesactivadores.
  • “Tengo cosas que hacer”. Vaya, tienes cosas que hacer justo cuando tienes que defender aspectos trascendentales para tu vida. Espero que esas cosas sean mucho más importantes. Por cierto, si tienes tantas cosas que hacer, ¿por qué te fuiste ayer de fiesta toda la tarde-noche? Ah, y sí, las dos horas que puede durar la manifestación seguro que te impedirán hacer esas cosas tan importantes
  • “Yo ya he ido a una; ya he cumplido”. Toma ya. O sea, que vas a las manifestaciones por cumplir… ¿También te dejas explotar por cumplir? Pensaba que salías para reivindicar algo.
  • “Yo iré a la siguiente”. El perro también se comió tus deberes, ¿verdad?
  • “Esto tiene que solucionarse con métodos más contundentes, no con manifestaciones”. Te habrás quedado en la gloria, ¡qué gran excusa! Leámosla otra vez: “no voy porque hay que hacer algo más fuerte”. Hay que hacer, o sea, que lo hagan los demás.  El heraldo de la paz ahora aboga solapadamente por la violencia y luego, cuando se usa, la cataloga como vandalismo… Eso evidencia que se trata tan solo de una excusa barata.
  • “La gente está dormida, no vamos a conseguir nada, España es un país de borregos, aquí nadie se mueve, bla, bla, bla”. Esta es la descripción perfecta de uno mismo erigida como excusa: quiero estar dormido, soy un borrego, no me quiero mover. Es un mezcluje de excusas anteriores. La excusa típica del que se cree un perspicaz analista de la situación. Solo habla y habla y nunca se mueve. También es la excusa del típico revolucionario de sofá y del estirado prócer que no se considera afectado por los problemas que sufre en secreto.
  • “La política se hace en las instituciones, no en la calle”. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Es aconsejable regalar un libro de historia a los que se excusan así. Tal vez se den cuenta de que casi todas las mejoras importantes que hemos logrado a lo largo de los siglos han sido arrebatadas a los gobernantes de turno luchando en la calle.

Cuando alguien ha sido derrotado en todas estas excusas, probablemente se refugie en la sinceridad total y diga algo así como “no me apetece” o “prefiero ver el partido”. Entonces es cuando habremos de reprobarle moralmente su actitud, pues se estará mostrando claramente como alguien que no hace aquello que le compete directamente. Pura desidia, irresponsabilidad, comodidad y disfrute a corto plazo, pese a que estén en juego sus condiciones de vida futuras… (Y el futuro es más largo que el presente).

Pero si aun así no accede o no parece muy convencido, entonces hay que usar la psicología. No tenemos por qué ver las manifestaciones con los prejuicios antes indicados. Podemos verlas desde otras perspectivas, como:

  • Un paseo con los amigos para después ir todos juntos a tomar algo.
  • Una forma de conocer gente.
  • Un evento con el que salir de la rutina.
  • Una forma de reencontrarse con el espíritu colectivo más allá de los botellones y las discotecas.

En conclusión, si a uno le afectan los problemas que se denuncian o está de acuerdo con las reivindicaciones:

No tiene excusas. ¡Que salga ya a la puta calle!

Y así habrá que decírselo.

Juan C. V.

Anuncios

35 Responses to Cómo combatir las excusas para no ir a una manifestación

  1. Fran dice:

    Genial!!! Lo usaré para convencer a la gente para este domingo!!!

  2. Me alegro de que te guste. Gracias por comentarlo. Un saludo 🙂

  3. cesar dice:

    La mayoría de mis amigos no es que tengan excusas, es que no van porque no les sale de los cojones. Desde que les toco una VPO (haciendo chanchullos por supuesto) no son los mismos..qué gilipollez no?

  4. Pues vaya, vaya, César. A esa gente hay que reprobarle ese inmovilismo, por irresponsable, indigno y necio. A no ser que sean ejecutivos o grandes propietarios, claro, en cuyo caso estarían en su salsa (in)moral.

  5. aurora dice:

    o “Tengo cosas que hacer”. Vaya, tienes cosas que hacer justo
    Resulta que para muchas personas que están en edad de luchar por lo que les corresponderán prefieren estas haciendo el gamba en Internet ,y que sean algunos jubilados quien acudan, así de patético es,
    Así de triste

  6. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¿Cómo lograr que tus amigos y conocidos, poco dados a defender sus derechos, vayan contigo a una manifestación? Una forma sería haciendo que leyesen textos del estilo del ¡Quejicosos del mundo, uníos! que escribí hace ……

  7. gorka dice:

    Este artículo es una pasada.Todo lo que te puedes llegar a encontrar cuando intentas movilizar a la gente. Muy bien sintetizado, felicidades a la autora. Dale difusión, es muy bueno 😀

  8. […] Cómo combatir las excusas para no ir a la manifestación laprisionmental.wordpress.com/2011/05/10/como-combatir-la…  por perseus hace 2 segundos […]

  9. Gracias, Gorka :). Aunque soy autor, ¿eh? 😛

  10. Roy dice:

    Nunca entenderé lo de los votos negativos en Menéame, buena entrada, gracias

  11. andresrguez dice:

    ¿Reivindicar algo en una manifestación que quiere ser la copia de Geraçao A Rasca pero no le llega ni a la suela del zapato?

  12. How dice:

    Pagame el autobus y los porros, es mas, me conformo con el autobus.

  13. Un gran artículo. Me gusta mucho tu blog, ¡Felicidades, sigue luchando!

  14. Miguel_23_Valencia dice:

    Ya no solo tendré que litigar con los testigos de jehová, si no que ahora tendré que discutir con mis parientes coñazos. Hay que convencer al contrario como sea. Convencer, convencer, convencer. O lo que es lo mismo: vender, vender, vender.

  15. Si se asocia por puro contraste una reducción de la participación electoral con los manifestantes del 15M entonces tendrán que incluir nuestras pancartas en sus decisiones de partido.

  16. […] Cómo combatir las excusas para no ir a la manifestación […]

  17. Alex dice:

    Hay algo mucho mejor que cualquier manifestación:se le llama política directa. Si el pueblo vota lo que realmente desea, las manifestaciones dejarian de tener sentido.
    Así que, no creo que sea una cuestión de ir a manifestaciones, si no de saber realmente lo que conviene o no. Me gustaría saber de todos los promanifestación, cuantos votareis al triángulo de la muerte (PPSOE+CiU).

    • Ab3l1k00 dice:

      A mi me ace muxa gracia cuando dicen ke los politikos sos todos iwales…cuando solo conocen la existencia de 2 unicos partidos PPSOE… Luego se quejan de que los bancos o ke los paraisos fiscales, cuando Cayo Lara, candidato de IU, lleva diciendo toda la campaña ke ai ke promover una banca publica y luchar contra los paraisos fiscales…Anyes de quejarse, leeros los programas electorales por lo menos, porcierto te has cargao el blog con lo de “rebaño” o “sal a la puta calle” ofendes al lector…

  18. Capitán Flint dice:

    Soberbio, amigo!! Tenía que haber caído este articulazo antes en mis manos!! Lo comparto en el Face para darle promo. Muchas gracias, y a todo esto, exitazo en la manifestación de este histórico 15M!! Saludos desde Cádiz!!

  19. Lisa Simpson dice:

    Habia hoy una manifestación? no tenia ni idea. La han anunciado por facebook? ale.

  20. luismiguel03 dice:

    jejeje haré esas excusas para quedarme dormido en mi casa jejeje

    http://luismiguel03.wordpress.com/

  21. Julio dice:

    Ojalá sirviera amigo. Pero la revolución francesa, como muchas otras, no fue a base de batucadas y desfiles de gente sonriente y sospecho que medio borracha (hablo de Granada que fue la que vi). Me temo que somos borregos, vayamos a las manifestaciones o no… ¿Acaso desde los balcones del poder no nos asemejamos a borregos con pancartas en el hocico? Yo como dirigente no me preocuparía lo más mínimo por esto, me preocuparía cuando una turba portando hoces y antorchas estuviera derribando la puerta de mi palacio al grito de “muerte al tirano”. Pero me repito, ojalá sirviera…

  22. Pesso dice:

    Vaya por delante que yo fui el domingo.

    Se te ha olvidado el enfoque de salir a la calle a defender X porque te parezca importante, que te toque un listillo al lado que provoque a la policia causando que te den de leches por estar cerca y veas a un tipo hablando con la televisión diciendo que esta muy contento de que la gente salga a la calle a defender Y.

  23. Oscar dice:

    El post iba genial hasta que llega la parte en la que se intenta engañar a tus amigos: ¿No estarías formando otro rebaño?¿Llenando las calles de borregos?¿No estarías siendo tan irresponsable como el que decide quedarse en casa y no mover ni un dedo?

    Cuando se acaban los motivos, las réplicas, hay que probar con otra persona y no utilizar armas sicológicas. Hay que ser coherente.

  24. Muchas gracias a todos los que se han molestado en comentar y en especial a los que felicitan la entrada y han contribuido a difundirla (mención particular al meneante perseus).

    @Alex, la política directa que dices no consiste solo en quedar subsumido bajo las instituciones de un sistema cuya estructura misma se está cuestionando. La calle es el medio de comunicación de los ciudadanos para ellos mismos y nos permite desalienarnos aunque sea solo un poco de una vida reglada y conducida por unos cauces que probablemente ninguno hemos elegido, sino que nos han venido dados. Por supuesto, votar a partidos que sostienen el statu quo -o incluso el simple hecho de votar- es contradictorio con estas reclamaciones. La democracia liberal es, como sostenía Schumpeter, una mera competencia por el caudillaje del estado, para la cual los candidatos requieren una mayoría de votos cada X años. Esto es lo que yo y muchos otros rechazamos en pro de una democracia donde el ciudadano tenga la posibilidad de decidir por sí mismo sin intermediarios.

    @Julio, cierto, pero la mayoría no arriesgamos nuestras libertades o nuestra vida si no nos encontramos en una situación desesperada. Estas manifestaciones son importantes no tanto por lo que puedan conseguir puntualmente del político de turno, sino más bien por la movilización y concienciación que producen en la ciudadanía misma, que contribuye a generar una presión social fuerte en un sentido.

    @Oscar, la estructura de mi argumentación es la siguiente:
    -Tienes amigos afectados por los problemas que se denuncian en la convocatoria o están de acuerdo en las reivindicaciones, pero se muestran resistentes a ir a una manifestación. (Les viene mejor quejarse en los bares o en internet).
    -Hay sesgos psicológicos de resistencia al movimiento que no sea placentero.
    -Estos sesgos operan en algunos prejuicios sobre las manifestaciones.
    -Los prejuicios se ocultan con pretextos, los cuales pueden ser combatidos.
    -Si se han vencido los pretextos y el inmovilismo continua, entonces ya solo cabe combatir los prejuicios. Por ejemplo, con un cambio de perspectiva/predisposición. Se trata de pintar con otros colores lo que inicialmente se veía simplemente como gris. El que sale, sale por las reivindicaciones, solo que ha superado con nuestra ayuda la tendencia “natural” a la comodidad.

    ¡Un saludo!

  25. Lisa Simpson dice:

    Chicos, por lo que más queráis, no claudiquéis. Y recordar que siempre existe la opción de una manifestación desde casa. TODOS A LA CALLE A LAS 18H. CADA UNO A LA PUERTA DE SU CASA, EN SILENCIO. A LA PUERTA DE SU TRABAJO. PARAR EL COCHE EN DOBLE FILA Y BAJARSE MEDIA HORA. En fin, facilitarle a la gente poder manifestarse PARA QUE NO HAYA EXCUSAS, excusas, chicos, que entiendo!!! Pensad que ir a un partido de fútbol tiene un placer inmediato. La manifestación, NO. Y encima nunca nos hacen caso. PARALICEMOS EL PAÍS ASOMÁNDONOS A LA VENTANA, SALIENDO A LA PUERTA DE CASA. MEDIA HORA!!!! Así no hay tampoco que pedir permiso al ayuntamiento y TODOS podrán hacerla si quieren. UN SALUDO Y SIGAMOS. ¡JUNTOS SOMOS MÁS!

  26. Bentzia dice:

    “El infierno está lleno de buenas intenciones” (Bernard de Clairvaux)

    Decirte que he participado en manifestaciones y en asambleas. Incluso he sido el moderador de una de ellas y el secretario de otra.

    Coincido con casi todos los de arriba y quisiera añadir:
    Niegas dos frases: “Esto tiene que solucionarse con métodos más contundentes, no con manifestaciones” y “La política se hace en las instituciones, no en la calle”.
    Con lo que, en el fondo, quieres decir “Esto no necesita métodos más contundentes que las manifestaciones” y “La política se hace en la calle”.
    Y pienso yo… ¿Cómo vamos a hacer política en la calle y que las cosas cambien? Te digo una cosa: La política de la calle no contundente no tiene efectos suficientes para solucionar las cosas. ¿Por qué? Pues porque hasta que los políticos no ven peligrar su cuello, no reaccionan. ¡Y que conste que soy pacifista! Por eso, después de unas manifestaciones (las más multitudinarias del movimiento) creo que esto, en su forma actual, no va a servir para nada.

    Cada vez el movimiento me parece más contradictorio. Nos hemos empeñado en no intervenir en las elecciones y en no ser violentos. Nos hemos quedado en practicar lo que se llama “derecho al pataleo” ( http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=derecho#derecho_al_pataleo. ) Buscando que cambien las cosas, pero instando a los políticos a que las cambien, cuando son los menos interesados en que cambien. Somos un mero instrumento para denunciar las injusticias, no una fuerza de cambio.

    Hemos adoptado consignas contra el capital y los mercados, cuando los de derechas se sienten encantados con esos conceptos. Eso a provocado que lo que decíamos de que no éramos de izquierdas ni de derechas, se ha ido a la mierda. Hemos calado en la izquierda, consiguiendo que la parte izquierda del PPSOE se reduzca, pero no hemos conseguido nada de la parte derecha. Hemos conseguido que crezcan los partidos pequeños de izquierdas… a costa de una mayoría absoluta del PP. Este movimiento “neutral” ha beneficiado a la derecha, que incluso ha crecido…

    Todos hemos denostado a Zapatero (yo incluido), cuando ha sido el único freno a unas políticas más conservadoras aún, que son las que se nos vienen encima. Un Zapatero que ha sacrificado su partido para evitar que la derecha practicara más recortes de los que ha hecho el. Todo legalizado (que no legitimizado) por las urnas.

    A los del 15M que estábamos más a la izquierda, se nos ha ido el tiro por la culata.

    ¿Veis por qué creo que no sirve para nada este movimiento en su forma actual?

  27. Para los últimos comentaristas:

    Este texto es de antes del 15M y fue precisamente uno de los que contribuyó a que mucha gente se lanzara aquel día a la calle con cierta esperanza (a juzgar por las visitas recibidas). En vista de todo lo que ha ocurrido después, me doy por satisfecho. Ha cumplido su papel, que era, por un lado, dar indicaciones sobre cómo contrarrestar (sarcásticamente) las excusas típicas de los desmovilizados y, por otro lado, hacer que la gente inmóvil y quejica se sintiera mal por no salir a protestar. La intención del texto es, precisamente, ofender al que quiero ofender, al quejicoso de bares y tertulias que luego no mueve un solo dedo. Pretendo reprobarlo moralmente, hacer que se sienta mal por lo que considero un comportamiento indigno que nos perjudica a todos y no solo a él mismo. Este texto fue concebido, como digo, para eso, como una herramienta con la que combatir estas actitudes. El lector crítico y atento se dará perfecta cuenta de ello, pues ni siquiera opongo argumentos lógicamente válidos a las excusas citadas. Lo que uso es lo que vale en la calle, porque ahí la cursilería ilusa, la mojigatería y las palabras bonitas producen, más bien, risa, rechazo y desconfianza. En la calle lo que valen son las respuestas retóricas cortas, rápidas y contundentes. Este no es, por tanto, un texto académico o academicista, sino puramente callejero.

    Respecto a que niego el uso de métodos más contundentes o distintos a las manifestaciones no es cierto. Si te fijas, Bentzia, lo que hago es criticar el uso de esas excusas para no ir a una manifestación (aun estando de acuerdo y deseando lo que se defiende en ella). La mayoría de los que dicen “no voy a una manifestación porque para mí eso es poca cosa, no sirve de nada, se necesitan cosas más fuertes” no trabajan por desarrollar esas alternativas, sino que sueltan la frase y se sienten autoexcusados para no ir a la manifestación. Y, sinceramente, pienso que el que no está dispuesto a ir a una manifestación (sabiendo que es la primera piedra de toda movilización social), difícilmente estará dispuesto a hacer algo más contundente (lo que requiere mayor organización y empeño).

    Por cierto, te invito de paso a que leas los artículos que he escrito respecto del 15M.

    Un saludo.

  28. quilibrum dice:

    Os perdeis en nimiedades. Seguir manifestándose es seguirle la corriente a un sistema que no nos dá garantías de nada ¿quien va a mantenerme cuando sea viejo y no pueda valerme? Esa es la pregunta. El sistema caduco y decadente intenta convencernos de que todavia hay esperanza y que a lo sumo, cuando todos seamos viejos, empezará a ir bien la cosa. Y está bien llamar borregos a aquellos que saben demasiado bien lo que pasa pero no se involucran; que saben que sus hijos no tendrán pensión después de toda una vida esclavizados como ellos, pero lo dan como inevitable. Y lo es. Lo de cambiar el sistema desde dentro es una engañifa. Mirad sino los comentarios de los blogs en general; uno se queja de que no le han citado su blog, otros os señalais vuestras contradicciones, vuestras falta de ortografia unos a otros…cotinuais con su juego egoista y reproducis el sistema de polarización, en vez de fijaros en lo que nos une a todos, que somos el 99% que en la miseria vamos a mantener al otro 1% en la opulencia. A ninguno de ese 99% pienso pedirle el carné del partido.

    Manifestarse vale para llamar la atención y crear afinidad pero no tiene capacidad de cambio.
    Por cierto que me parece muy bien que reclames la autoria de tu articulo, no se de qué te vale, pero lo acepto. Un saludo

    • Gracias por el comentario.

      La manifestación es lo mínimo, el mínimo en el que se quedará durante toda su vida la mayor parte de la sociedad si es que acaso llegara a movilizarse. Esto es algo de lo que hay que ser conscientes. Eso no significa que vaya o no a cambiar algo. Esta es una táctica entre otras muchas, la mayoría de las cuales solo las llevan a cabo activistas y militantes. La manifestación es la representación pública de ciertas voluntades que no necesariamente solo actúan manifestándose.

      Respecto a lo último, defender la autoría de lo que escribo me sirve para lo mismo que a ti te sirve escribir comentarios con tu identidad en la red y no solo como un anónimo. La utilidad, por tanto, no es lo relevante aquí, sino el mínimo reconocimiento del tiempo y esfuerzo invertidos. Un saludo.

  29. Depende dice:

    La gente que no vamos a las manifestaciones también tenemos argumentos para no hacerlo. Yo no voy a nada que convoquen unos sindicatos que han estado firmando convenios regresivos en mi sector durante años y aceptando sobornos de la empresa en forma de subvenciones, locales, cursos, etc… amén de dejarse politizar por los partidos.
    Ahora sí les conviene a ellos justificar su existencia, cuando les van a quitar liberados y subvenciones. No te fastidia.
    Ahora me piden que pierda mi dinero en una huelga cuando ellos están blindando sus privilegios.
    Espero que los militantes de los partidos hagan limpieza en las cúpulas de estos y ganen en transparencia y ética por el bien de los trabajadores. Porque si no lo hacen, desaparecerán.
    Y que conste que estoy totalmente a favor de lo que se reclama en las manifestaciones. Pero ellos han perdido la legitimidad (y la vergüenza) y ahora intentan hacerse los dueños de la movilización que empezó el 15M.

    • Ir a una manifestación no supone necesariamente apoyar a ciertos sindicatos. De hecho, en cualquier manifestación de tipo laboral a la que vayas seguramente puedas encontrar (casi siempre al final) bloques críticos de otros sindicatos a los que te puedes unir y que suelen poner a parir a los sindicatos “oficiosos y apoltronados”. Es más, siempre puedes afiliarte a sindicatos más combativos o apoyarlos y favorecer su visibilidad, para que los otros pierdan influencia o se pongan las pilas. No se debe confundir la defensa laboral con la defensa de sindicatos concretos. Defiende a otros y promuévelos, porque si con la crítica a los sindicatos apoltronados te llevas también toda la defensa sindical, entonces el trabajador quedará desnudo ante las agresiones patronales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: